Félix Hernández pregona las fiestas del Cristo de Valvanera (Sorihuela)

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Félix Fernández Molina

© Isidoro Sánchez Casquero / Sorihuela, que ha comenzado sus fiestas patronales en honor al Cristo de Valvanera el pasado domingo, tendrá esta noche a partir de las 23 horas un emotivo pregón de fiestas a cargo del economista jubilado, hispano mexicano, Félix Fernández Molina que durante estos días pasa sus vacaciones en Sorihuela donde pasó muchas temporadas durante su infancia como consecuencia de la postguerra civil española.

Félix fue sobrino-nieto de  José Esteban Cepero y Carmen Molina Colomer. El primero médico titular de la localidad en tiempos de la postguerra que marcaron huella en la localidad. Los padres de Félix, nacido en Albacete en plena Guerra Civil, estuvieron separados durante la contienda en diferentes bandos, hecho que produjo que su padre, oficial del bando republicano, que además fuese encarcelado.

Los primeros años de su infancia, desde los 4 años hasta los 10 los pasó a caballo entre Madrid y Sorihuela, con sus tíos abuelos. De esa época de hambre y penurias recuerda con nostalgia y cariño a la gente de Sorihuela, sus calles, la escuela, los juegos de niño, que con breves pinceladas hará pasar por la mente de los que le escuchen esta noche durante el pregón de fiestas. Anécdotas como la llegada a la estación de tren de Béjar o de Sanchotello, los desplazamientos en burro y la caída de uno de estos animales de su tío el médico, José Esteban, cuando regresaban desde Fresnedoso, los desplazamientos en La Serrana hasta Salamanca.

A los 10 años se exilió, en 1947, a México con sus padres. La falta de relaciones entre España y México durante esa época provocaba que los barcos atracaran en Cuba, en la Habana. La travesía la realizaron en  el transatlántico Marqués de Comillas que hacía ininterrumpidamente el trayecto España- La Habana. Desde allí volaron hasta México en un bimotor. Establecidos en México donde su padre comenzó a fabricar agua de colonia por sus conocimientos adquiridos en España. De ahí pasó a ser administrador en una fábrica de jabones: El Embrujo del Trópico.  Del matrimonio que emigró con Félix nacieron sus cuatro hermanos: Maribel, Emilio, José Luis y Rubén. Gracias al General Lázaro Cárdenas del Río que protegió a Los Republicanos españoles pudieron alcanzar estudios superiores y Félix pudo estudiar economía, historia y convertirse en su jubilación en un ávido investigador.

La primera vez que volvió a España y a Sorihuela en busca de sus añorados años de infancia fue en el año 2005, teniendo la suerte de encontrarse con Nieves, la alcaldesa, que se portó como una verdadera anfitriona que esta noche no podrá escucharle en directo por haber sido operada en Salamanca esta misma mañana. Este primer viaje de vuelta lo hizo acompañado de su esposa, Paz Sánchez Río, que en esta ocasión no ha podido acompañarlo por su delicado estado de salud para un viaje tan largo. Sí en cambio lo ha hecho su hermana, Maribel y su hijo, Emilio.

Félix nos adelantó algunas pinceladas de su pregón que dará que pensar, lleno de historias pasadas, de añoranza y cariño hacia el pueblo de Sorihuela que durante largas temporadas lo acogió, lo integró. De hecho muchos hijos del pueblo que hoy viven contemporáneos suyos corroborarán aquellos años de infancia donde un pueblo trabajador como Sorihuela tenía la mesa llena siempre aunque no fuera con mucha variedad de productos.

Félix ha retornado con un bagaje cultural muy importante. En México custodia documentos muy interesantes de formar parte del Archivo de la Guerra Civil de Salamanca, ya que durante su estancia en Madrid, antes del exilio conoció a personajes muy importantes relacionados con su padre. Documentos que guarda celosamente en su casa en México y que darían mucha luz a personajes que durante la Guerra Civil tuvieron importancia en Madrid. Por ejemplo tiene documentos originales del alemán, un judío, que da nombre a la Peña del Alemán en Lozoya. Su abuelo era ferroviario y de procedencia culta por lo que las relaciones familiares eran importantes en el Madrid de la postguerra.

Hoy asistiremos en Sorihuela a un derroche de recuerdos y la familia de Félix deja tanto en Sorihuela, como se lleva. Una vez más une dos países España y México como sucede en el pueblo vecino de Santibáñez de Béjar con Francisco Hernández de la Higuera y Xalapa (Veracruz) en el siglo XVI.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s