La matanza tradicional de Guijo de Ávila se desarrolla “en un paraje singular e idílico”

En un paraje singular e idílico, como es el camping municipal,  a orillas del embalse de Santa Teresa se celebró el sábado, 25 de febrero la matanza tradicional promovida por el Ayuntamiento, Asociación de mujeres y vecinos.

Escrito por Isidoro S. Casquero /  Aunque en un principio se pensó celebrarla en la plaza mayor de la localidad, al final el ayuntamiento decidió realizarla en el camping como inicio de temporada en un paraje bellísimo a orillas del Tormes donde los más pequeños pudieron jugar en un recinto cerrado con cancha deportiva y con un día magnífico y unas instalaciones para comer y pernoctar todos aquellos que vinculados de una manera u otra con el Guijo de Ávila decidieron desplazarse desde Madrid, Valladolid, El País Vasco, Salamanca y otros puntos de la geografía nacional.

A las 12 comenzaba el rito tradicional de la matanza más auténtico donde los asistentes pudieron disfrutar como los expertos chacineros de la localidad como Alfonso Martín, sus hijos y nietos realizaron todo el proceso acompañados por la gran familia del Guijo que fueron otras 150 personas que se sumaron a la fiesta de encuentro entre muchos amigos, después del pasado verano o desde San Antonio.

No faltó a la cita festiva, Pedro, veterinario dela Unidad Veterinaria de Béjar y vinculado con el Guijo desde hace 30 años que reconoció el cerdo y manifestó que estaba en perfecto de estado para ser consumido.

A  la una ya se pudieron degustar las chicas que con cariño prepararon y repartieronla Asociaciónde Mujeres de la localidad que desde el día de Santa Águeda han comenzado una serie de actividades culturales y lúdicas con mucha fuerza y que a lo largo del año darán que hablar por sus actividades tan dinamizadoras para este pequeño municipio de  poco más de 100 habitantes erigido en un promontorio a orillas del Tormes y del arroyo dela Mula.

En un ambiente casi familiar ya que muchos hijos del pueblo arrastraron a otros de Guijuelo y Santibáñez de Béjar con los que han emparentado se  disfrutó del día de encuentro y buena comida en el comedor del camping donde la alcaldesa, María José Herrero y los ediles como Fernando Gutiérrez, Roberto Martín, Mariano Cornejo y Mª Monserrat Herrero hicieron de anfitriones con todos los que acudieron a celebrar el evento tradicional.

Los niños fueron los que más disfrutaron sin peligro alguno en las pistas deportivas, otros jugando a las cartas y  a la rana bajo la sombra de las centenarias encinas con la vista del embalse enfrente pidiendo a gritos que llueva.

El primer día de matanza terminó con un chocolate para los asistentes al filo de las 9 de la noche y otros cenando en el mismo camping donde se alojaban en cálidos bungalows de madera.

Durante el domingo las mujeres se encargaron de embutir las chicas en las mismas tripas del cerdo, una vez realizado el adobo y hasta el próximo año.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s